Fotografía Receta
Fotografía Chef Signature Chef

  1. Mezclar la leche con el azúcar, el azúcar avainillado y las flores de lavanda.
  2. Derretir el almidón de maíz en unas pocas cucharadas de leche y verterlo en la mezcla de leche. Hervirlo durante unos minutos de manera que se obtenga una...

+

  1. Mezclar la leche con el azúcar, el azúcar avainillado y las flores de lavanda.
  2. Derretir el almidón de maíz en unas pocas cucharadas de leche y verterlo en la mezcla de leche. Hervirlo durante unos minutos de manera que se obtenga una gelatina líquida. Enfriar la mezcla de lavanda primero a temperatura ambiente y después en el frigorífico.
  3. Batir la nata hasta que esté a punto de nieve y meterla en el frigorífico también. 
  4. Elaborar un sirope con 60 g de azúcar, miel y agua (llevar la mezcla a ebullición y cocer durante unos minutos). Cubrir la grosella fina con el sirope. En unos minutos, mezclar la grosella con el sirope. Después de eso, pasar la grosella por un tamiz. 
  5. Meter el puré de grosella al congelador durante 2-3 horas, removiendo cada 30 minutos para evitar que se endurezca (o congelar en una heladera).
  6. Mezclar la mezcla de lavanda y nata batida.  Verter la mezcla en la heladera o en un recipiente y meterlo a congelar, removiendo cada 60 minutos. En 3-5 horas la mezcla deberá estar congelada.
  7. Mezclar el helado de grosella con el helado de modo que resulten visibles las capas. Verter el helado en una bandeja y meterlo en el congelador durante varias horas en el recipiente de cupcakes.

 

-

Ingredientes 4 personas
  • 350 g de nata
  • 300 g de leche
  • 75 g de azúcar
  • 15 g de azucar avainillado
  • 1 cucharada de flores de lavanda
  • 10 g de almidon de maiz.
Recetas. The Cook & Chef Institute